El suicidio

Loading...

Buscador Google

Traductor

sábado, 26 de abril de 2008

Presentación



Los marginados




Este blog se dedica, como indica su título, a hablar de aquellas personas y colectivos que por la razón que fuere: médicas, legales, sociales, políticas o económicas, están en la marginalidad, aunque muchas veces sea de forma involuntaria para los que la padecen y no achacable a su conducta.

Entre este amplio colectivo de seres marginales se pueden destacar a los enfermos mentales, los que padecen deficiencias psíquicas o físicas que le dificultan hacer una vida normal,, los que cumplen condena en un centro penitenciario, los inmigrantes sin papeles, los parados de larga duración, los llamado “sin techo” o vagabundos, las mujeres maltratadas, los exiliados políticos, los alcohólicos, drogadictos y los que padecen cualquier tipo de adicción que les marginan, los ancianos abandonados, la comunidad gitana, musulmana, etc. que forman parte de los inmigrantes legales pero sin raíces en este país y en cualquiera en los que trabajan, cotizan, viven y mueren sintiéndose una parte invisible de esa sociedad que los excluye y los que, siendo españoles y ciudadanos normales, viven en soledad y desamparo por cualquier causa que no han provocado, como pueden ser los jubilados de pensiones misérrimas y necesidades perentorias..

Para todos ellos va dedicado este blog, porque forman parte de esta sociedad y aunque muchas veces se sienten ignorados, maltratados y abandonados a su suerte, no por ello, hay que olvidar que también han contribuido, de una forma u otra, a crear, sostener y enriquecer a esta sociedad de la que se sienten excluidos porque sufren las lacras de la enfermedad, la discapacidad, la miseria o el abandono.

Empecemos pues, hablando de los marginados, por los seres más alejados de la sociedad, aunque viven en ella y pueden ostentar un alto estatus, por su propia naturaleza antisocial y por la peligrosidad que entrañan para los que tienen la desgracia de toparse con alguno de ellos y esta figura es la del psicópata.